fbpx
3 cualidades fundamentales para inculcar en tus hijos

3 cualidades fundamentales para inculcar en tus hijos

Hoy, queremos presentarte 3 de las más importantes cualidades que tus hijos necesitan desarrollar y que les permitirá, tener un sano desarrollo emocional y ser individuos preparados para interactuar en la sociedad en cada una de las etapas de la vida.

Probablemente son cualidades que ya estás fomentando entre tus hijos, así que esperamos que con este artículo puedas comprobar que lo estás haciendo bien y aprovechar algunos tips para continuar con tu excelente labor: 

Congruencia

Por definición, se sabe que la congruencia es la total coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. 

Es un rasgo característico de cualquier líder o persona orientada al éxito. Parece pronto hablar de liderazgo con relación a los niños, pero no lo es. 

Desde que somos muy pequeños ya se hacen evidentes en nuestros comportamientos, algunos patrones de la conducta que podrían dar pie a un posible carácter de líder. 

Esto es algo que se aprecia con mayor claridad en la interacción con otros niños. Pero, más allá del liderazgo, hablamos de la necesidad emocional y lógica de mantener siempre la coherencia entre palabra y acción. 

¿Cómo podemos construir esta cualidad en nuestros pequeños? 

Los niños son absolutas esponjas, así que la mejor forma de enseñarles congruencia, es ser congruentes en nuestro actual cotidiano. 

Por ejemplo, si les enseñas a guardar sus juguetes justo después de jugar, lo más congruente es que tus niños perciban que eres una persona ordenada, que guardes tus recursos, herramientas y ordenes el área en la que trabajas en casa o haces algún oficio.

De manera que, el ejemplo, es el mejor camino para fomentar en los niños el valor de la congruencia. 

Generosidad y empatía

La enseñanza de la generosidad y empatía, también se da con el ejemplo: siendo amable con tu pareja frente a los niños o con el mesero cuando visitan un restaurante, respetando a todos los miembros de la familia e involucrándolos a estar en las actividades donde la generosidad sea un instrumento de felicidad.

Esto significa que no debemos dejar que nuestros hijos permanezcan en lo que sería una jaula digital, frente a una pantalla, jugando con sus equipos electrónico pues, aunque en estos escenarios también podríamos enseñar generosidad y empatía, el contacto con el mundo real es fundamental. Por tanto, fomentar actividades donde deban compartir con otros niños, resolver conflictos, acompañar y cuidar de otros es clave en este proceso de desarrollo  

Es importante enfrentarlos al mundo, aunque suena un tanto brusco, nos referimos a que es importante que se expongan a situaciones en las que puedan mostrar generosidad.

Recuerda que debes ser capaz de convertirte en el ejemplo que ellos seguirán. A eso puedes añadir reflexiones sencillas sobre el valor de la generosidad. 

Cualidades colaborativas

Se puede asemejar a la generosidad y la empatía, sin embargo, va más enfocado a la capacidad de unirse a otros para un fin en común, o para ayudarles y sentir la satisfacción de hacer algo significativo para otros.

Ahora bien, no significa que el niño debe descuidar el principio de autonomía e independencia que intentas inculcar en él, pero sí, que debe sentirse cómodo ante la posibilidad de compartir con cualquiera dentro de su entorno. 

¿Cómo puedes construir esta cualidad en tus hijos?

Cada vez que vayan a un pequeño parque para caminar o pasear, y notes que tus hijos se niegan a compartir sus juguetes con alguien más, involúcrate en la dinámica del juego. 

Toma un juguete de otros niños y préstaselos a tus hijos, inmediatamente después haz lo mismo con algún juguete que tus hijos se nieguen a prestar. La presencia de un adulto en muchas ocasiones favorece que las relaciones se den en mejor medida, recuerda que son niños y en muchas ocasiones el egocentrismo es parte de su proceso de desarrollo.

En este caso, también hablamos de utilizar la estrategia del ejemplo para construir nuevos comportamientos y cualidades en tus hijos. 

Empieza a practicar la colaboración desde casa, entre primos, e incluso cuando juega con padres y abuelos. De esta manera, vas desarrollando desde el juego y la diversión habilidades que permitan enfrentarse a estas situaciones colaborativas que son parte de la cotidianidad

En el caso de los hijos únicos, ellos no están habituados a prestar sus cosas. Si es tu caso, ¿por qué no empezar por casa? 

Juega con él/ella, pasen tiempo de calidad juntos, recuerda que cada situación es una oportunidad para cultivar valores.

Ser un individuo colaborativo es, sin duda, un atributo que le será de mucha ayuda en futuras etapas de su vida.

Esperamos que este contenido sea de mucha utilidad para ti, recuerda que estamos a tu disposición para ser aliados de la educación y formación de tus hijos, conoce nuestro proceso de admisión: [ENLACE DE PROCESO DE ADMISIÓN]

Cuéntame...
1
¡Conoce nuestro proyecto educativo!
Admisiones
¡Contáctanos para agendar una cita individual en la que te presentaremos nuestro proyecto educativo y conoce los beneficios para el ingreso al año escolar!